Agricultura familiar para combatir el hambre en América Latina

alt
El 2014, Año Internacional de la Agricultura Familiar (AIAF 2014), será clave para “sensibilizar a los gobiernos y a la opinión pública sobre la importancia y la contribución de la agricultura familiar a la seguridad alimentaria y a la producción de alimentos”, así lo aseguró Salomón Salcedo, Oficial Principal de Políticas de la FAO, en América Latina y El Caribe. Sus declaraciones en el marco del establecimiento del Comité Mundial de Seguimiento del AIAF 2014, que cuenta con la participación de la FAO, FIDA, PMA, otras agencias de Naciones Unidas, el Foro Rural Mundial, la Unión Europea, organizaciones de productores y el sector privado.
 


En este contexto se generó el debate sobre la participación de los gobiernos, sus políticas públicas y la inversión en apoyo de la agricultura familiar. De acuerdo al informe “
El Estado Mundial de la Agricultura y la Alimentación” (2012), de la FAO, se advierte sobre una fuerte contracción del gasto público en la agricultura en los países en desarrollo, especialmente en América Latina y el Caribe, donde el gasto público en agricultura respecto del total cayó del 6,9% en 1980 al 1,9% en 2007. Estas cifras son las más baja entre todos los países en desarrollo, y contrastan con las de Asia del Este y Pacífico (6,5%) y la del Sur de Asia (4,9%).

Importancia de la agricultura familiar en Latinoamérica

Para Luis Lobo, coordinador de la Iniciativa América Latina y el Caribe sin Hambre de la FAO, uno de los grandes retos de América Latina es reconocer el importante papel de la pequeña agricultura en el logro de la seguridad alimentaria, así como de la agricultura familiar en la dieta diaria de los pobladores de zonas rurales. Asimismo, señala que es importante que los gobiernos fortalezcan a la pequeña agricultura y la agricultura familiar para lograr la seguridad alimentaria en cada país.

Salomón Salcedo, Oficial Principal de Políticas de la FAO - ALC, señala que entre las principales políticas que deberían realizar los gobiernos de Latinoamérica para fortalecer la agricultura familiar, está el realizar estudios para conocer la tipología de productores, a través de una metodología participativa, adecuada y local. “Ya no hablamos de investigaciones generales o básicas sino localizadas, que deben realizarse con la participación de los propios productores y las comunidades que cuentan prácticas ancestrales que han demostrado ser exitosas y que se juntarían a las nuevas tecnologías”, asegura. En este sentido, el rol de la Comunicación para el Desarrollo Rural sería la de apoyar estos procesos participativos y de rescate de saberes ancestrales.

Respecto al por qué fortalecer la agricultura, Salcedo señala que frente al crecimiento de la población mundial y con ello la necesidad de aumentar la producción de alimentos, la FAO ve a la agricultura familiar como una alternativa sostenible para lograr el incremento de la producción de alimentos, sin afectar los ecosistemas, evitando la erosión de los suelos y protegiendo las reservas de agua.

Para más información, les recomendamos escuchar las siguientes entrevistas realizadas por la agencia de noticias Púlsar de AMARC ALC y la página web dedicada a la agricultura familiar de la FAO. 


Entrevistas:
  • Salomón Salcedo, Oficial Principal de Políticas de la FAO, en América Latina y El Caribe

          Entrevista de Radio ONU  

          Entrevista de Púlsar

         {enclose http://www.agenciapulsar.org/wp-content/uploads/2013/02/Entrevista-Salomon.mp3 audio/mp3}

  •  Luis Lobo, coordinador de la Iniciativa América Latina y el Caribe sin Hambre de la FAO

         Entrevista de Púlsar

        {enclose http://www.agenciapulsar.org/wp-content/uploads/2013/01/Entrevista-Lobo-FAO.mp3 audio/mp3}


Publicaciones relacionadas: